Sadismo, sudor y lágrimas

Foto x Marcos Roma -“Me parece que llegamos temprano”- me dice Marcos mientras caminamos por el pasaje hasta la boletería de Club Paraguay. La calle está vacía. Absurda, desolada e inquietantemente…