Cordones voladores

En el momento exacto en el que el sol llegaba al centro de la cancha improvisada por los dirigentes de la vecinal, un pitido de silbato se estrepitaba feroz contra el viento y se daba por comenzado…

Crónica de un lunar

Emergía triunfal y soberbio de la clavícula de Julia. Sabía que hasta los paladares más exquisitos se quedaban sin palabras sólo de verlo. Los mismos buscaban incursionar en el territorio enemigo, …

Rituales

Después del onceavo tereré, la panza le empezó a doler. Estaba acostumbrada a hacer un litro de jugo, porque esa medida estaba bien cuando la acompañaba Santiago. A ella sola le quedaba grande. Se …