Zelen: “Nada puede salir mal”