Sambara: “Dar un mensaje esperanzador pero también realista”