LA FRANELA: “No quedarnos siempre en el mismo lugar”